Te explicamos en qué consiste esta técnica | Foto: GETTY IMAGES

Alzheimer

Un análisis de sangre ayudaría a predecir el Alzheimer

• Por Tomás Vicente

El mal de Alzheimer o enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, llegando a acaparar hasta el 70% de los casos. Aunque esto lo convierte en uno de los principales responsables de discapacidad y dependencia de adultos mayores en el mundo, no se sabe a ciencia cierta qué lo causa.

Un estudio llevado a cabo por científicos estadounidenses y suecos reciente dice que un simple y asequible test sanguíneo podría ayudar a predecir su aparición con alta precisión, incluso identificando señales 20 años antes de que se manifiesten con gravedad.

Este descubrimiento podría ser de gran utilidad para cubrir la necesidad urgente de herramientas de diagnóstico simples, económicas, no invasivas y fácilmente disponibles para la enfermedad de Alzheimer. Incluso algunos especialistas advierten que las nuevas tecnologías de prueba también ayudarían en el desarrollo de fármacos.

El Alzheimer es una enfermedad cerebral degenerativa que causa problemas de memoria, en la forma de pensar y en la manera de comportarse. Los primeros síntomas varían de persona a persona y los cambios cerebrales relacionados comienzan años antes de que aparezcan los signos de la enfermedad.

Si bien es el tipo de demencia más común, existen otras formas que se diferencian por sus causas, síntomas, e incidencia en el paciente, como demencia con cuerpos de Lewy, demencia frontotemporal, demencia vascular, demencia por la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, o enfermedad de Huntington, entre otras.

La demencia no es una enfermedad específica, sino un término genérico que se usa para describir una variedad de síntomas que afectan la capacidad de una persona de llevar adelante sus actividades cotidianas de forma independiente.

Actualmente se registran aproximadamente 50 millones de casos en el mundo. En promedio, una persona con Alzheimer vive entre 4 y 8 años tras ser diagnosticada, aunque puede hacerlo hasta por 20 años. El avance de esta enfermedad se categoriza por fases: temprana, media y final, dependiendo la incidencia de los síntomas en la vida de los pacientes.

Si bien muchas investigaciones científicas se encuentran trabajando para comprender la enfermedad de Alzheimer, no se ha demostrado ninguna cura o tratamiento que pueda revertir su avance.

Ahora, los nuevos hallazgos del grupo de investigación dirigido por el doctor Oskar Hansson, profesor de investigación de memoria clínica en la Universidad de Lund en Suecia, se muestran prometedores para predecir con precisión la aparición del Alzheimer. El trabajo se publicó en JAMA Network y se presentó en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer de este año, (AAIC 2020).

¿En qué consiste el test sanguíneo?

El examen sanguíneo suele ser parte del diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. Pero esta nueva prueba sería diferente dado que "fue 96% precisa para determinar si las personas con demencia tenían Alzheimer en lugar de otros trastornos neurodegenerativos", dijo Hansson.

Junto a su equipo, identificaron un biomarcador sanguíneo de alta precisión para la detección de la enfermedad de Alzheimer, al medir los niveles de p-tau217 en sangre. Esta es un tipo de proteína Tau,  que abundan en el sistema nervioso central y periférico.

Los cambios en las proteínas cerebrales amiloide y tau, y su formación en grupos llamados placas y ovillos, definen las características físicas del Alzheimer en el cerebro. Se cree que la acumulación de ovillos tau se correlaciona estrechamente con el deterioro cognitivo.

Actualmente, los cambios cerebrales que ocurren antes de que aparezcan los síntomas de la demencia de Alzheimer solo pueden evaluarse de manera confiable mediante tomografías por emisión de positrones (PET) y midiendo las proteínas amiloides y tau en el líquido cefalorraquídeo (LCR). Estos métodos son costosos, invasivos, y, con demasiada frecuencia, no están disponibles, ya sea por su difícil acceso o porque no están cubiertos por el seguro.
En los resultados recientemente informados, los niveles en sangre / plasma de p-tau217 también mostraron una estrecha correlación con la acumulación de amiloide.

Según los investigadores, la precisión diagnóstica de la p-tau217 en sangre era tan alta como la de los métodos de diagnóstico establecidos, incluida la PET y los biomarcadores del líquido cefalorraquídeo, "que son invasivos, costosos y menos disponibles".

El examen tiene el potencial de hacer que el diagnóstico sea más simple, más asequible y ampliamente disponible para todas las personas. La clave de esto radica en que la prueba determinó, en poblaciones múltiples y diversas con demencia, si tenían Alzheimer en lugar de otra afección.

Otras formas de detectarlo y prevenirlo

Muchos expertos coinciden en que una serie de signos y síntomas pueden ser de ayuda para detectar al Alzheimer antes de que se manifieste con gravedad:

  • Cambios de humor y comportamiento.
  • Desorientación.
  • Dificultad para caminar, hablar y tragar.
  • Dificultad para recordar, incluso información reciente.
  • Pérdida de memoria grave.
  • Sospecha sobre familiares, amigos y cuidadores.

Si bien no existen medicamentos que puedan retardar esta enfermedad, puedes adoptar pautas saludables para prevenirla:

  • Dormir entre 7 y 8 horas diarias.
  • Hacer ejercicio.
  • Incluir una alimentación mediterránea (frutas, verduras, frutos secos, cereales, legumbres pescado magro y aceite de oliva). También puedes aumentar el consumo de grasas Omega 3, debido a sus propiedades estimulantes del cerebro.
  • Practicar yoga, meditación o técnicas de relajación.
  • Socializar.

Fuentes consultadas: Alzheimer Association, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Clínica Mayo, Instituto Nacional de la Salud Mental, Organización Mundial de la Salud (OMS).