Expertos coinciden: vacunarse es más importante que nunca | Foto: GETTY IMAGES

Vacunas e inmunizaciones

5 ideas erróneas sobre la vacuna contra la gripe y COVID

• Por HolaDoctor

El frío acecha en el hemisferio norte, y el virus de la gripe o influenza comienza a circular con más intensidad. Pero esta temporada, el riesgo es mayor, desconocido: con el coronavirus todavía diseminándose, no se sabe que pasaría si ambos gérmenes conviven en un mismo organismo.

Por eso, expertos dicen que este año vacunarse contra la gripe es más importante que nunca. Al menos uno de los virus puede combatirse, o se puede reducir su impacto, con una simple y rápida inyección.

Lo que pueda desatar en el cuerpo humano una doble infección es un misterio, ya que aun no se han registrado o estudiado casos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) dicen que octubre es el mes ideal para vacunarse contra la gripe, ya que el organismo necesita dos semanas para generar inmunidad.

Según los CDC, en 2019, se registraron unos 38 millones de casos de influenza en los Estados Unidos, que generaron 16 millones de visitas al médico, 400,000 hospitalizaciones, y causaron cerca de 34,200 muertes.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, explicó que si una cantidad suficiente de la población se vacuna, más del 45% lo hizo la temporada de gripe pasada, podría ayudar a evitar un escenario de pesadilla este invierno, con hospitales llenos de pacientes con COVID-19 y, además, los que sufren los efectos graves de la influenza.

La vacuna contra la gripe puede prevenir la infección o, eventualmente, si la persona vacunada se infecta, la inmunización la puede ayudar a tener síntomas más leves y eliminar el virus del cuerpo más rápido. Y, por supuesto, evitar el hospital.

Cuánto más gente se vacuna, más inmunizada está la comunidad: es como un escudo protector que impide la entrada del virus. Si embargo, una encuesta de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos reveló que solo un 59% de la población está dispuesta a vacunarse.

Por eso, es esencial despejar dudas sobre la vacuna de la gripe y COVID, y desterrar pensamientos populares que circulan y están equivocados, para que más personas comprendan cabalmente la importancia de esta inmunización.

1. Los niños no necesitan vacunarse contra la gripe porque no se infectan con COVID

Falso. Según la Academia Americana de Pediatría, solo en los Estados Unidos, unos 500,000 niños se han infectado con el nuevo coronavirus desde el comienzo de la pandemia, y, aunque muchos no presentan síntomas y no desarrollan COVID-19, sí lo transmiten.

La vacuna contra la gripe protege a los menores de una infección que se disemina en esta temporada. Y que también pueden contagiar. Los CDC recomiendan la vacuna a partir de los 6 meses.

Los niños menores de 2 años están en mayor riesgo de desarrollar complicaciones derivadas de la gripe.

2. Los adultos mayores en hogares no necesitan vacunarse contra la gripe porque han estado encerrados por meses

Falso. De la misma manera que los niños, los mayores de 65 necesitan vacunarse y de hecho hay vacunas adaptadas, más potentes, para proteger a esta población.

El hecho de que los adultos mayores hayan tenido, o permanezcan, en cuarentenas más prolongadas no significa que hayan generado inmunidad colectiva. El riesgo de COVID-19, y de gripe, siempre está presente.

Y este grupo ya es de por sí más vulnerable a ambas infecciones, por eso hay que usar la herramienta sanitaria que existe, la vacuna estacional, para reducir el riesgo de al menos una de ellas.

3. Si te vacunas contra la gripe, puedes contraer más fácil el coronavirus

Falso. Curiosamente, el pensamiento popular no es que la vacuna contra la influenza podría proteger contra otros virus, sino todo lo contrario: se piensa que podría abrirle la puerta a virus respiratorios.

Científicos enfatizan que no es así. Un estudio de la Infectious Diseases Society of America analizó varias temporadas de gripe y llegó a la conclusión de que no hay una relación entre la vacuna y la infección por otros virus respiratorios.

4. Si usas máscara, también te proteges de la gripe y entonces, no necesitas vacunarte

Falso. Si bien la máscara es la medida de salud pública esencial para luchar contra el nuevo coronavirus, y no está de más para alejar la gripe, para ésta última existe una vacuna que o bien previene el contagio, o reduce la severidad de los síntomas, con lo cual no solo el infectado se siente mejor, sino que contagia menos.

Las primeras indicaciones del hemisferio sur, que atravesó su temporada de gripe durante el verano del norte, son alentadoras. 

Allí, las personas practicaron el distanciamiento social, usaron máscaras y se vacunaron en mayor número este año, y los niveles de gripe han sido más bajos de lo esperado. 

Sin embargo, expertos advierten que no se debe contar con una temporada igual de suave en los Estados Unidos, en parte porque los esfuerzos por usar cubrebocas y por mantener el distanciamiento social varían ampliamente de acuerdo al estado. E incluso dentro de un mismo estado existen distintas normas para requerir que se respeten estas simples reglas de salud pública.

5. COVID es más grave que la gripe. Con protegerme del coronavirus es suficiente

Falso. Si bien es cierto que las muertes por COVID ya han superado ampliamente a las muertes por influenza en una temporada, no hay que olvidar que cerca de 35,000 personas mueren cada año por complicaciones de la gripe. Y millones se enferman, con consecuencias graves para la salud y los sistemas médicos.  

Hay que protegerse de los dos virus, y evitar a toda costa la infección cruzada, infectarse con influenza y el nuevo coronavirus a la vez, porque este cuadro clínico es aún un misterio médico.

¿Qué están haciendo los seguros y sistemas de salud para facilitar la vacunación?

Las aseguradoras y los sistemas de salud contactados en una investigación de Kaiser Health News (KHN) dijeron que están siguiendo las pautas de los CDC, que exigen limitar y espaciar la cantidad de personas que esperan en las filas y las áreas de vacunación. 

También se están programando citas, para que no haya aglomeración de personas.

Algunas aseguradoras están fomentando los eventos más pequeños, organizando por turnos, horarios, e incluso orden alfabético en base al apellido, para evitar que se junten muchas personas. También se está requiriendo que se completen los formularios necesarios a través de internet, para minimizar el tiempo de espera antes de entrar al área de vacunación contra la influenza

Por supuesto, en todos los espacios se requiere el uso de máscaras.

Mientras el clima lo permita, algunas aseguradoras están tratando de vacunar al aire libre, y otras, están haciéndolo en sus parqueos, en donde el paciente sólo tiene que sacar el brazo, o abrir la boca, a través de la ventana, sin salir del auto. 

Por su parte, los CDC explicaron que las farmacéuticas están produciendo más suministros de vacunas, entre 194 y 198 millones de dosis, unas 20 millones más de las que se distribuyeron la temporada pasada, esperando una demanda más alta.

¿Qué están haciendo las farmacias para promover la vacuna contra la gripe?

Algunas farmacias están haciendo un esfuerzo adicional para salir a la comunidad y ofrecer vacunas contra la gripe. Han puesto carteles en vecindarios, estimulando a los residentes a acercarse a la farmacia local.

Walgreens, que tiene casi 9,100 farmacias en todo el país, continúa una asociación iniciada en 2015 con organizaciones comunitarias, iglesias y empleadores que ha ofrecido alrededor de 150,000 clínicas de gripe móviles hasta la fecha.

El programa se centra en vecindarios pobres y áreas con poblaciones vulnerables, a las que le s cuesta más llegar a la farmacia.

Este año, tanto Walgreens como CVS también están estimulando a las personas a programar citas y llenar formularios en línea para reducir el tiempo que pasan en los locales.

Fuentes: CDC, KHN, The Medical Letter, Consumer Reports, Academia Americana de Pediatría, NIAID.